Menu Close

Dentro de diez mil años

Cada momento en nuestra vida tomamos decisiones, ¿cómo decidir bien?

Por Mirna Sotomayor

Una amiga me enseñó una lección muy valiosa, que me ha ayudado a tomar decisiones difíciles.

En una ocasión fue con un grupo a una comunidad. Iban en varios vehículos. Para llegar al sitio tenían que pasar por la caseta de peaje.

Alguien del grupo dijo: Cuando lleguemos a la caseta no voy a pagar, ni ustedes tampoco. Levantaré la pluma para que todos pasemos, pues no es justo que nos cobren cada vez que entramos o salimos de nuestra ciudad. 

El auto de mi amiga fue el último en llegar a la caseta. Sacó su dinero y pagó.

La persona que había tenido la idea estaba furiosa.

—¿Por qué pagaste? ¡Les dije que no lo hicieran!

—Porque mientras venía manejando, medité en tu petición y me dije: “Imagínate dentro de diez mil años, cuando ya no exista la caseta de peaje, ni la señorita que recibe el dinero, ni quién dio la orden de que no pagaras; cuando ya no esté nadie excepto Dios y tú. ¿Qué vas a decirle a Dios cuando Él te pregunte por qué no pagaste el peaje? ¿Le dirás: Tuve miedo de la persona que dio la orden… todos lo hicieron y no quería ser una aguafiestas… era injusto pagar… para ver qué pasaba?”.

Así que cuando tengas dudas sobre qué hacer, imagínate qué le contestarás a Dios cuando te pregunte sobre tus decisiones y tus acciones.

Tal vez también te interese leer: 

La mejor decisión de mi vida    (¿Qué decisión puede llevarte a la plenitud?) 

Estoy trabajando en ti    (¿Qué cambios necesitas en la vida?)

La última pieza del rompecabezas    (Descubre cuál es ese pieza en tu vida)

Cómo sobreponerse a la desilusión    (Tips probados para vencer a la desilusión)

Siete pasos para tus mañanas     (El mejor consejo para tus mañanas viene de la Palabra de Dios)

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *